Chucho Nader vinculado a Antonio Peña y los Bribiesca Sahagún

Por Edy pintor
Jun 18, 2018

La pieza clave para que Jesús Nader Nasrallah llegara a detentar el único cargo de elección popular como diputado en el congreso en el año 2003, se llama Antonio Peña Argüelles; el otrora financiador desde Nuevo Laredo, para las campañas a la gubernatura, alcaldías, diputaciones locales y cualquiera que se relacionara con poder, dinero e impunidad.

El acuerdo para favorecer al árabe tampiqueño, fue consensuado y acordado por los precursores de la descomposición social en Tamaulipas: Tomás Yarrington, Antonio Peña argüelles y los hermanos Manuel y Jorge Bribiesca Sahagún, no se movía una requisición en el gobierno de Fox sin su voluntad. Fueron los de la cuchara grande en los negocios del sexenio.

Jesús Nader Nasrallah, es una aberración que constituye un vergonzoso expediente de protección política, impunidad y complicidades que se prolongaron por más de dos décadas.

Mucha  violencia se hubiera evitado, muchas vidas se hubieran salvado, mucha corrupción se hubiera combatido sí al narcotraficante ex gobernador Tomás Yarrington, sus socios y cómplices delincuentes políticos los hubieran parado en el momento justo para frenar la descomposición social en Tamaulipas y en lo que en especial  respecta a Tampico.

Muchos empresarios porteños hubieran dejado que sus capitales y empresas,  siguieran generando beneficios hasta hoy.

Antonio Peña Argüelles es testigo protegido en los Estados Unidos de Norte América en el delicado proceso de Tomás Yarrington.

Corría la administración de Vicente Fox, y el entonces presidente de la República era codependiente del “Prozac”, por tal motivo, fue manipulado al cien por ciento por Martha Sahagún, su viperina esposa.

Dicen analistas tamaulipecos que Tomás Yarrington puso a las órdenes la administración de este estado al poder real: Martha Sahagún y sus hijos adictos al dinero sucio para su desmedida ambición de conservar e instituir un virreinato en el estado y permitirle la entrada al narco.

Jesús Nader Nasrallah fue miembro de los ‘Amigos de Fox’ dirigido por Lino Korrodi y, Yarrington, no tuvo otro mejor conducto a Martha Sahagún y sus hijos que el ex delegado del IMSS, por tanto, le envió a su operador más íntimo: Antonio Peña Argüelles y un interlocutor panista identificado y ubicado en la ciudad de Monterrey pero oriundo de Miguel Alemán Tamaulipas.

Todos ellos, hoy defienden y se aferran a los oscuros intereses de la ‘Mafia del Poder’, tan señalada por el candidato presidencial puntero, Andrés Manuel López Obrador.

El árabe tampiqueño, por su caracterizada y generacional ambición, aceptó la tóxica alianza.

Existen pruebas de Jesús Nader Nasrallah en donde acuerda posiciones en gobierno con algunos conductos de quien se entregó a la DEA y posteriormente se hizo testigo  protegido. Los contenidos están en poder de la agencia mencionada.

La posición que Nader Nasrralah detentó en el congreso es una de ellas.

Por el riesgo que representa esta actividad, los daremos a conocer cuando tengamos las respectivas garantías y el correspondiente aviso a la PGR. Por lo pronto, esto queda documentado en la ‘nube’.

Jesús Nader Nasrallah, avieso como es su naturaleza, se sometió  y obedeció en todo al mejor conducto de Tomás Yarrington y los hermanos Bribiesca Sahagún: Antonio Peña Argüelles, empresario en jefe de los  los poderes fácticos que después mutaron para subyugar a los tamaulipecos con esta atomización de grupos delincuenciales.

Al árabe Jesús Nader Nasrallah, no le importa que hoy los tamaulipecos y en especial los tampiqueños se encuentren sufriendo los embates de la descomposición social y sus variables, ni los medios que tenga que utilizar para su propósito de manejar los dineros del puerto jaibo.

Mentiras disfrazadas de compromisos que nunca cumplirá porque no le alcanzará.

La inhabilitación que tuvo durante dos años para ser servidor público y lo del asunto que hoy nos ocupa, le pega y le seguirán pegando por el resto de su vida política.

Él, todavía confía en llegar con todo lo que provoca aquella imprecación de quien fuera su iniciador político...

…su padrino Antonio Peña Argüelles.

 

Muchas Gracias y hasta pronto...