C R O N I C A S P O L I T I C A S / Dos años para preparar la revancha

Jun 15, 2019

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— El primer paso para resolver un problema, es reconocer que existe. Francisco García Cabeza de Vaca rompió en Tampico su propia regla, de ignorar el nivel de inseguridad que padece Tamaulipas. Anuncio medidas drásticas para evitar el contagio de violencia desde Veracruz, insinuando la posibilidad de cerrar la frontera entre ambas entidades.

Cabeza ha sido diputado federal, diputado local (El Campeón de las Ausencias) y Senador de la República (un rato); durante el disfrute de esas becas legislativas, debió haber leído en algún libro, que disfrutamos en México de la libertad de libre tránsito.

Es imposible que cierre el puente que conecta desde Tampico a Tamaulipas con Veracruz, porque la ley lo prohíbe, tan simple como eso. Pero entonces, ¿cuál es la causa del espectacular aunque utópico anuncio?

Más simple todavía de explicar: porque Veracruz es gobernado por Cuitláhuac García Jiménez, de MORENA, y hay que fastidiarlo mediante la magnificación de los problemas jarochos y atribuirle a él, la responsabilidad de todo lo malo.

Cuitláhuac asumió el cargo el 1 de diciembre de 2018, igual que Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional. Tiene apenas seis meses y medio al frente de los destinos de Veracruz.

Antes que él, Miguel Angel Yunes Linares, del PAN, gobernó a Veracruz dos años, desde el 1 de diciembre de 2016 hasta el 30 de noviembre de 2018), y encabezó un gobierno caracterizado por la corrupción, el dispendio y el tráfico de influencias.

En ese lapso, Cabeza de Vaca no supo de violencia ni inseguridad jarocha que pudiera extenderse a Tamaulipas. Tampoco ha tenido pánico de que ocurra un Efecto Cucaracha desde Nuevo León hacia nuestra Entidad.

Al contrario, el gobierno de El Bronco Jaime Rodríguez Calderón se duele amargamente, que muchos delincuentes de Tamaulipas radiquen en Nuevo León e inclusive, han hecho ellos la tarea de autoridades locales, al capturar a importantes jefes mafiosos que aquí eran intocables.

Como políticos que son, Jaime y Cabeza firmaron en el pasado, convenios de colaboración para vigilar las carreteras en los puntos fronterizos, aunque sólo hayan sido ceremonias para tomarse la foto, porque nunca se hizo ese trabajo o no sirvió para nada.

Pero el punto es, que el Gobernador de Tamaulipas dejó de ignorar que tenemos el asuelo de una ola de violencia que ya dura diez años. Lo del amago de Tampico fue sólo una maniobra de perversidad política, una travesura de distracción.

Lo que sigue es que Cabeza de Vaca dedique tiempo, públicamente, a la atención de este problema social que mantiene a la sociedad atrapada en la zozobra y la incertidumbre, con una economía maltratada y un futuro incierto.

Podría replicar aquí lo que hacen en Nuevo León. Apenas ayer, los representantes de la SEDENA, el gobierno de El Bronco y los presidentes municipales de ese Estado, se reunieron para evaluar la conveniencia de nuevas estrategias, frente al recrudecimiento de la violencia.

También podría retomar Cabeza de Vaca, la práctica impuesta por Egidio Torre Cantú, de acompañar cada lunes las sesiones de evaluación del Grupo de Coordinación Tamaulipas, que está por desaparecer, cuando llegue aquí la Guardia Nacional.

Otra respetuosa sugerencia, es que el mandatario estatal haga a un lado rencores personales y acepte en la mesa de seguridad y justicia, al delegado del gobierno federal, su cuñado José Ramón Gómez Leal.

Han transcurrido casi tres años desde que asumió el poder, pero todavía se pueden hacer cosas buenas en materia de seguridad pública. Una tarea pendiente que es factible despachar ahora, es atender las recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para desterrar las prácticas policiacas de la tortura.

Tampoco se trata de montar un espectáculo de linchamiento mediático, pero se antoja saludable que se ventilen de cara a la sociedad los detalles de los procesos penales contra policías corruptos, para que se sepa que reciben sentencias acordes a los delitos cometidos, y sirvan de escarmiento y disuasión.

Está fresco el caso de los cinco policías estatales (solo consignaron a tres) sorprendidos en un hotel de Reynosa al que tenían convertido en casa de seguridad, con una persona secuestrada por la que exigían como pago de rescate, 800 mil pesos. Fue en mayo.

Cambiamos de tema para referir que los detractores de Yeidckol Polevnsky documentaron en redes sociales, el gasto que hizo de casi medio millón de pesos, en la renta de un avión para desplazarse en su visita de dos días a Tamaulipas.

Sus amigos aseguran que pueden perdonarle esas frivolidades, a cambio de que disponga el relevo ordenado de los órganos de gobierno de MORENA en Tamaulipas, y que autorice el reclutamiento e inscripción de simpatizantes.

No quieren que se repitan los errores del proceso electoral del domingo 2 de junio, cuando 21 de sus candidatos mordieron el polvo de la derrota. Su aspiración es transparentar el proceso de designación o elección de candidatos, para que no se vuelva otra cena de negros.

Después de todo, el tiempo pasa volando y el 2021 está a la vuelta de la esquina y deben estar unidos para postular a nueve candidatos a diputados federales, 43 candidatos a presidentes municipales, 22 candidatos a diputados locales de mayoría relativa y 14 candidatos a diputados de representación proporcional.

Esta elección será especial porque puede autorizarse que el Presidente López Obrador aparezca en una boleta del INE, donde los ciudadanos crucen a favor o en contra de su permanencia como titular del poder ejecutivo federal, al cumplirse la mitad de su mandato.

En su campaña de proselitismo, AMLO ofreció someterse a un referéndum nacional para poner a prueba la fortaleza de su gobierno pues se expone voluntariamente, a la revocación de mandato, si acaso los mexicanos están decepcionados de su desempeño a la mitad del sexenio.

Por supuesto, el PAN se opone enérgicamente a este plebiscito, temeroso de que el nombre de López Obrador impreso en la boleta, arrastre otra vez la simpatía de los electores a favor de los otros candidatos de MORENA, como ocurrió en 2018, cuando este partido se convirtió en la primera fuerza política nacional.

Yeidckol informó a periodistas de la Ciudad de México, que MORENA no pagó el gasto de la renta del avión, y que lo hizo porque recibió amenazas de muerte, vía telefónica. Cumplen años Mario Rodríguez, Roberto Yolotl Flores Peña, César Verástegui Ostos, René Martínez, primogénito de René Martínez Bravo; Edgar Alan López Chavarría, con 22 años a cuesta, el orgullo de Julio Américo López.

Mary Jaramillo recibe felicitaciones por la graduación de Regina, que llegará a la Universidad con magníficas calificaciones, que seguramente repetirá cuando reciba su título profesional de sicóloga.

En Reynosa, otro periodista y su esposa reciben el premio a los desvelos que hicieron posible la graduación de Ivan Domínguez Blanco, como licenciado en comercialización, en la UAT. Felicitaciones a Miguel Domínguez Gallegos.

El MVZ Jorge Zertuche Rodríguez compartió la enorme satisfacción de que su sobrina Viví Flores concluyó la preparatoria con notas sobresalientes y se enfila rumbo a la Universidad.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com